Luzca Bien - Siéntase Mejor

News

notas destacadas

Maquillaje terapéutico. Cuando la cosmética levanta el ánimo

LA NACION – MODA Y BELLEZA – MODA / 7 de Julio de 2018 / La Nación OnLine

Maquillarnos nos embellece, nos transforma, es nuestro gran aliado para vernos mejor y también es un recurso para mejorar la autoestima y la calidad de vida de las mujeres que atraviesan enfermedades. Entonces se habla de maquillaje terapéutico, que no solo cumple la función de disimular una patología sino que ayuda además al fortalecimiento emocional de las pacientes durante las distintas etapas de su tratamiento. Una limpieza de cutis, una máscara, una sesión de maquillaje, arreglarse las uñas, se vuelven herramientas simples, pero válidas para recuperar su feminidad, las ganas de sentirse lindas y, a la vez, fuertes para enfrentar esta etapa de sus vidas.

Uno de ellos es el programa Maquillaje terapéutico Maquillar lo real del Instituto de Capacitación de la Legislatura Porteña, coordinado y gestado por Claudia Éboli (FB: Maquilladoras terapéuticas). Las beneficiarias viven una experiencia transformadora y también con su entorno (familiares, amigos, compañeros de trabajo).

“Después de maquillarlas, las pacientes se ven al espejo y recuperan la imagen que perdieron de sí mismas”, dice Éboli. El programa está presente en hospitales, centros y asociaciones, como el Hospital Municipal de Oncología Marie Curie, en Parque Centenario; el Hospital Virgen del Carmen, en Zárate; el Hospital Dr. Abel Zubizarreta, en Villa Devoto; también en la Asociación Un lugar en el Mundo (Unlem) que trata a chicos con autismo, esquizofrénicos, psicóticos y con parálisis cerebral -en estos casos se hace maquillaje artístico-; también en la Casa de la Mujer, Baradero, que atiende a mujeres víctimas de violencia de género, entre otros.

Pero además, consta de un curso gratuito de Maquillaje terapéutico, de un año y medio, que cuenta con cuatro niveles: maquillaje social y profesional, perfeccionamiento, maquillaje artístico para niños, y en el último nivel se prepara a la maquilladora para tratar con los pacientes. Varias marcas de belleza colaboran con la donación de producto para este curso como Laca, Vichy, Make Up Supplies, Andrea Pellegrino, Miho y el maquillador Gervasio Larrivey Degui que brinda una masterclass por año.

Para Alejandra Cuadrado, profesora de maquillaje profesional, cosmetóloga y cosmiatra de Laca, que participa en este programa de la Legislatura junto con Flor Chacra Peralta Ramos, también profesora, el embellecerse hace que las pacientes cambien de actitud. “Las primeras veces cuando entrábamos al hospital de día o a los pisos en el Hospital María Curie veíamos caras tristes y el enojo de los pacientes con la vida por la situación que pasaban. Pero cuando nos íbamos dejábamos caras de sorpresa, esas que demuestran que no quieren irse a la cama después de la quimioterapia; veíamos un cambio de actitud, deseos salir a caminar si hay sol, a tomar un café o combinar una cena con una amiga, marido o hermana. Las pacientes se miran al espejo y se vuelven a ver y se ven hermosas, a pesar de que estén sin pelo, con una peluca o un pañuelo”.

Luzca bien, siéntase mejor

La Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA) es otra de las entidades que se involucra en el bienestar de las pacientes oncológicas a través del programa ”
Luzca bien, siéntase mejor“, que realiza desde 1999 y ofrece un taller gratuito sobre técnicas de maquillaje y estética (entre ellas, el uso de accesorios y pelucas) para que las mujeres aprendan a disimular los efectos que tienen los tratamientos oncológicos, mejoren su imagen y ganen seguridad para hacer frente a la enfermedad.

El año último, más de 1600 mujeres participaron de los talleres en todo el país en instituciones públicas y privadas, gracias al aporte de empresas asociadas a CAPA con donaciones de producto o la participación de expertos que brindan talleres y asesoramiento. Algunas de los hospitales e institutos en donde se realiza
Luzca bien, siéntase mejor son el Centro Oncológico de Buenos Aires, Hospital Alemán, Hospital Británico, Hospital Austral de Pilar, Hospital Central de San Isidro, Hospital de Oncología de Olavarría, Instituto de Oncología Ángel H. Roffo y muchas otras entidades en el interior del país.

“Esta iniciativa devuelve a las mujeres con cáncer la posibilidad de verse bien y sentirse mejor. Eleva su autoestima y les brinda un espacio de encuentro y acompañamiento con otras mujeres que pasan por la misma situación”, dice Lucía Díaz, coordinadora del programa Luzca bien, siéntase mejor (http://luzcabien.org.ar/lbsm-argentina/). Natura es una de las marcas que es parte de este programa desde que se creó y participa con la donación de productos y apoyo económico. “Nos involucramos para estar presentes y generar un impacto positivo en las mujeres que están atravesando un tratamiento oncológico, convencidos de que la autoestima es un factor muy importante en este proceso”, asegura José Ignacio De Carli, gerente de asuntos corporativos de Natura Argentina.

En el Hospital Austral de Pilar, el programa Luzca bien, siéntase mejor está presente con sus talleres unas tres veces al año, es coordinado con el grupo de voluntarias denominado Enlazadas (http://www.enlazadas.org/), que está formado por mujeres que tuvieron cáncer de mama y son acompañadas por el cirujano Ignacio Mc Lean, especialista en Mastología y director del Centro Mamario del Hospital Austral, y Daniela Berdinelli, psicooncóloga. Este grupo ayuda a otras mujeres a transitar mejor los distintos estadios de la enfermedad en el hospital. “Estos talleres son un mimo para las pacientes, les dan la posibilidad de verse bien y de amigarse con el cuerpo en momentos donde es muy fácil estar peleado con el cuerpo, no verse linda y no sentirse atractiva”, cuenta Cynthia Casemajor, coordinadora de Enlazadas.

Por su parte, Avène colabora desde 2013 con el programa Quiérete, siempre bella ( https://www.facebook.com/QuiereteSiempreBella/) para pacientes con cáncer y busca mejorar su imagen y ayudarlas a llevar adelante los tratamientos con mayor confianza. La iniciativa brinda información sobre las complicaciones cutáneas de la quimioterapia y radioterapia, además de recomendaciones de profesionales, cuidados y productos.

Se suma La Roche Posay con los beneficios de su agua termal presente en todos sus productos y los hace aptos para usar en pacientes bajo tratamiento oncológico que evidencian picor, ardor, resecamiento y sensación de pinchazos. Por eso, desde 2016, la marca se unió al Laboratorio Raffo, que produce ciertas drogas oncológicas, para entregar un kit de productos (agua termal, crema hidratante, un protector solar, gel de baño y regenerador epidérmico) a través de los oncólogos a los pacientes y así ayudar a prevenir la sintomatología.

Por: Silvina Vitale

notas destacadas

“La idea es que no se pierdan ningún momento lindo de la vida”

El cáncer afecta a todas las personas de distintas maneras y hay diversas formas de actuar para reducir el impacto que tiene sobre cada uno, familias y también comunidades. Aquellos que pueden ser detectados tempranamente, llegan a ser tratados y curados, explican desde la Organización Panamericana de la Salud; y más del 30% de los diferentes tipos de cáncer se pueden prevenir con un modo de vida sano o mediante inmunización contra las infecciones que los causan (como la Hepatitis B o el virus del papiloma humano -PVH-).

La Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) instauraron el 4 de febrero como fecha para concientizar acerca del gran valor que tiene la prevención y detección temprana de esta enfermedad.

Entre los factores de riesgo más comunes, y modificables, se encuentran el consumo de tabaco, el bajo consumo de vegetales y frutas, el uso nocivo de alcohol y el sedentarismo

El Día Mundial contra el Cáncer es un intersticio que interpela a reflexionar, encontrar la forma de comprometerse y actuar solidariamente mediante actos pequeños y colectivos.

De eso se trata la propuesta de Luzca bien… Siéntase mejor que, desde 1989, es replicada en los cinco continentes como programa de responsabilidad social por parte de las cámaras empresarias del maquillaje. En Argentina, la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA) se unió a este proyecto en 1999.

Los talleres que dictan voluntariamente en todo el país maquilladoras profesionales y asesores de imagen, son gratuitos y tienen por objetivo fortalecer la autoestima de las mujeres con cáncer ayudándolas a mejorar su imagen y llevar adelante el tratamiento oncológico con mayor confianza.

En los encuentros se enseña a las mujeres beneficiarias cómo incorporar técnicas de automaquillaje para cuidar la piel, disimular la falta de pestañas y cejas, como también tips y consejos de utilización de accesorios, turbantes, pañuelos y pelucas.

Médicos y enfermeros de todos los hospitales públicos y privados nacionales suelen derivar a las pacientes a estos encuentros, como parte de la estrategia de recuperación. “Pude ver personalmente la transformación de sus gestos y su confianza”, asegura el jefe de Servicio de Patología Mamaria del Hospital Británico, Juan Luis Uriburu.

Sanar desde adentro

Las beneficiarias no sólo aprenden 12 pasos para utilizar los cosméticos, sino que también encuentran un lugar para compartir, recibir acompañamiento y fortalecer su autoestima junto a pares que atraviesan la misma situación. La licenciada Isabel Piriz, presidente de la Asociación Argentina de Psico Oncología (AAPSO), destaca que: “Lo que permiten estos programas es reforzar su autoestima”.

El programa Luzca bien… Siéntase mejor cuenta además con un banco de préstamo de pelucas totalmente gratuito para las mujeres que asisten a los talleres y necesiten ese accesorio durante el proceso de recuperación.

“A lo que apuntamos es a que las mujeres que están realizando un tratamiento oncológico puedan seguir haciendo su vida normal: que si tienen ganas de ir a una reunión, si pueden seguir trabajando, si el maquillaje y los accesorios le permiten participar de las reuniones familiares, de verse con amigos… Lo sigan haciendo”, propone Esperanza Sánchez, coordinadora del Programa en el país

comunicados

Gacetilla Talleres Octubre 2014

EN EL MES DE OCTUBRE, LUZCA BIEN… SIÉNTASE MEJOR CONTINUA CON SUS TALLERES DE MAQUILLAJE PARA MUJERES QUE SE ENCUENTRAN EN TRATAMIENTO ONCOLÓGICO

LBSM está dirigido a todas las mujeres del territorio argentino que se encuentran realizando tratamiento oncológico y se implementa a través de talleres completamente gratuitos.

Buenos Aires, 25 de Septiembre de 2014. La Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA) continúa desarrollando el programa de responsabilidad social “Luzca Bien… Siéntanse Mejor” (LBSM) destinado a fortalecer la autoestima de mujeres con cáncer y ayudarlas a mejorar su imagen para llevar adelante el tratamiento oncológico con mayor confianza.

LBSM, seguirá realizando en el mes de septiembre los talleres de maquillaje, asesoramiento estético  y sugerencias para el uso de accesorios, con el objetivo de disimular los efectos colaterales del tratamiento oncológico.

Las beneficiarias reciben como obsequio un bolso con productos cosméticos donados por las empresas asociadas a CAPA para  poder realizar el taller y continuar las prácticas en sus hogares, es por eso que los talleres se dictan una vez por persona.

Los talleres “Luzca Bien… Siéntanse Mejor” se realizan en los principales hospitales públicos de Buenos Aires y del interior del país, en instituciones oncológicas privadas, en determinadas representaciones de LALCEC a lo largo del país y dos veces al mes en la sede de CAPA (Paraguay 1857, Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

Fecha de  los talleres  Octubre 2014

-Miércoles 1º de Octubre, CAPA

-Lunes 6 de Octubre, LALCEC San Martín

-Jueves 9 de Octubre, CREO (Bahía Blanca)

-Martes 14 de Octubre, Hospital Roffo

-Miércoles 15 de Octubre, Fundavita (Mendoza)

-Jueves 16 y Viernes 17 de Octubre, Hospital Pablo Soria (San Salvador de Jujuy)

-Viernes  17 de Octubre, Lazo Rosa (La Plata)

-Lunes 20 de Octubre, CAIPO (San Miguel de Tucumán)

-Martes 21 de Octubre, Hospital Churruca

-Martes 21 de Octubre, ALCEC Tres Arroyos

-Miércoles 22 de Octubre, Hospital Británico

-Jueves 23 de Octubre, CAPA

-Jueves 23 de Octubre, Hospital Posadas

-Viernes 24 de Octubre, Hospital Municipal Roberto León Dios  (Santa Teresita)

-Viernes 31 de Octubre, Hospital Municipal Dr Emilio Ferreyra (Necochea)

Acerca de la CAPA

La Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería, es una asociación civil sin fines de lucro fundada el 7 de marzo de 1932. En la actualidad, cuenta entre sus asociados con las principales empresas representativas del sector (Grandes, Medianas y PyMES).

La Cámara representa alrededor del 90% de la actividad del sector entre los que se encuentran fabricantes, importadores y titulares de marcas de productos cosméticos, de higiene, cuidado personal y perfumes así como productos higiénicos absorbentes descartables y elementos de afeitar descartables.

notas destacadas

La estética, un arma más para hacerle frente al cáncer

Luzca Bien, Siéntase Mejor y Quiérete Siempre Bella ayudan a fortalecer la autoestima de mujeres en tratamiento oncológico: se centran en mejorar su imagen con técnicas de automaquillaje y uso de accesorios. Los resultados se ven en el espejo, y también en el consultorio.

Cuando el médico menciona la palabra “cáncer”, el miedo y la angustia se disparan. Genera estrés y una gran sensación de vulnerabilidad: las mujeres no sólo deben luchar para curarse, sino que deben asumir otras pérdidas y marcas vinculadas con la cirugía, la quimio o la radioterapia. Para ayudarlas a afrontar esta situación, los programas Luzca Bien, Siéntase Mejor y Quiérete Siempre Bella se especializan en capacitación en estética y maquillaje para mujeres en tratamiento oncológico.

 

Estereotipos y autoestima, un equilibrio difícil

Los viejos -aunque renovados- ideales de belleza nos recluyen en un esquema en el que nuestro aspecto físico se vuelve estándar. La sociedad les exige más a las mujeres: 7 de cada 10 argentinos piensan que ellas sienten mucha presión por alcanzar los estereotipos de belleza (la cifra se reduce al 24% al considerar a los varones), según un informe de la Secretaría de Investigación de la Universidad Siglo 21. Además, los encuestados consideran que la sociedad valora el pelo largo como un rasgo de belleza.

El cabello, justamente, así como la piel y las uñas, se ven afectadas por los tratamientos que combaten el cáncer, por lo que la enfermedad también cala hondo en la autovaloración estética que hace cada paciente. “El enfermo de cáncer transita un proceso en el cual los cambios físicos suelen ser drásticos y devastadores: la imagen que uno tenía de sí mismo se ve deteriorada. La persona se observa en el espejo y no se reconoce”, explican desde la provincia de Chaco las psicólogas Carla Díaz Camblor y Vanesa Bender, colaboradoras de Quiérete Siempre Bella.

Isabel Piriz, presidente de la Asociación Argentina de Psicooncología (AAPSO), concuerda: “Cada mujer tiene su propia imagen mental que, si bien no siempre coincide con lo que quiere ser, es su imagen. El cáncer impacta sobre el cuerpo y deja marcas (visibles o no), que hacen que ya no se sientan atractivas y deseadas como antes de enfermar y se alejen de sus parejas, amigos o compañeros de trabajo”.

Mientras el médico se centra en curar, la mujer queda sola con su incertidumbre y su deterioro físico. Los programas de belleza especializados en oncología ayudan justamente a orientar la reconstrucción de su aspecto, “a volver a reconocerse después de un maquillaje apropiado y el consejo solidario sobre el uso de pañuelos y pelucas”, dice Florencia Huertas, psicóloga y psicooncóloga del Hospital Británico de Buenos Aires.

 

Dar vuelta el espejo

Reconvertir la relación con el espejo no es tarea fácil y más cuando devuelve una imagen que no se quiere ver. En tiempos en los que la belleza se ostenta y los maquillajes más top son los “nude”, con un aspecto natural y fresco, el reflejo de la propia desnudez puede ser demoledor. Estos talleres trabajan en fortalecer la autoestima de mujeres con cáncer ayudándolas a mejorar su imagen y llevar adelante el tratamiento con mayor confianza.

Durante alrededor de cuatro horas, se habla de la importancia del cuidado de la piel, el maquillaje, el ocultamiento de manchas y el uso de accesorios, como pelucas, postizos y pañuelos. Ambos programas son gratuitos y se brindan una vez por persona, ya que les entregan un kit con productos para poder aplicar lo aprendido en casa.

“El objetivo es desdramatizar la enfermedad y dejar de lado la sensación de descontrol frente a los cambios físicos, ofreciéndoles un equipo de gente sin miedo a hablar de lo que les pasa”, cuentan las psicólogas de Quiérete Siempre Bella. Este programa arrancó en 2012 por iniciativa del estilista correntino Daniel Pacella y el abogado chaqueño Pablo Silvestri Raffin. “Nos dimos cuenta de que a todo el proceso oncológico le faltaba contención, mimos, consejos y que, fundamentalmente, las damas de sectores vulnerables eran las más desprotegidas”, explica Pablo a Entremujeres. En octubre de ese año comenzaron los talleres bianuales en hoteles de distintas provincias argentinas (Chaco, Córdoba, Buenos Aires, Salta y Corrientes), en conexión con los programas de oncología provinciales para la selección de las participantes. El próximo será en Salta el 21 de junio.

 

La multiplicación de una buena propuesta

“Luzca Bien, Siéntase Mejor”, el programa de responsabilidad social de la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería, nació en Estados Unidos en 1989 y se extendió a otros países, como Chile, Uruguay y Colombia. En el año 2000 llegó a la Argentina, y desde entonces hasta fines del año 2013 participaron más de 16 mil beneficiarias y esperan que durante 2014 puedan alcanzar a otras 1.600, comenta a Entremujeres María Esperanza Sánchez, coordinadora de la iniciativa (mirá la agenda de los próximos talleres).

Los efectos positivos de los cursos también se ven en los consultorios: “Se normaliza esta nueva condición estética y pasajera y pone a las pacientes en un lugar de cierto control con respecto a la alteración de su imagen, lo que colabora para pasar el día a día de los tratamientos con mayor tranquilidad. Y eso ya es mucho”, narra Huertas. Díaz Camblor y Bender, por su parte, opinan que “se logra una mayor continuidad y adherencia al tratamiento. También mejora la relación con el equipo médico y el entorno familiar y social, aspectos fundamentales para la recuperación”. Los resultados pasan del espejo, al consultorio.

Nota:
http://entremujeres.clarin.com/genero/cancer-maquillaje-estetica-automaquillaje-tratamiento-luzca_bien_sientase_mejor-quierete_siempre_bella-peluca-oncologia-quimioterapia_0_1145885479.html

notas destacadas

Universo Alessandra

Luzca Bien… Siéntase Mejor: un programa para que mujeres con cáncer se vean más lindas

Esta enfermedad deja huellas internas como externas, visibles a los ojos de todos. Por eso, esta iniciativa busca elevar la autoestima de las pacientes ayudándolas a mejorar su imagen exterior, algo que también influye en su recuperación.

“Luzca Bien… Siéntase Mejor” (LBSM) es un programa gratuito que ayuda a las mujeres enfermas de cáncer a mejorar su imagen y llevar adelante el tratamiento oncológico con más confianza. Esta organización sin fines de lucro se encuentra en un montón de países y tuvimos la oportunidad de ponernos en contacto con su sede en Argentina, que depende de la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA), para conocer con más profundidad esta iniciativa.

El programa consiste en cursos dictados por voluntarias, que son maquilladoras y cosmetólogas, que les enseñan a las beneficiarias paso a paso cómo maquillarse y qué accesorios pueden usar y cómo llevarlos para verse más lindas y disimular los efectos secundarios que pueden dejar tratamientos tan invasivos como los oncológicos.  En Argentina, pasaron por el programa más de 16340 mujeres desde 1999 (año en que llegó al país el programa) hasta fines de 2013. Desde la sede local de LBSM, aseguran que el impacto de los cursos sobre las beneficiarias ha sido muy alentador y satisfactorio.

¿Cómo nació Luzca Bien… Siéntase Mejor?

Este programa nació en 1987 en Estados Unidos bajo el nombre “Look Good… Feel Better” (LGFB) cuando al médico Ed Kavanaugh se le ocurrió que quizás su paciente enferma de cáncer se sentiría un poco mejor si se viera más linda. Los efectos secundarios del tratamiento oncológico que estaba haciendo esta mujer habían afectado drásticamente su apariencia. ¿Qué hizo? Consiguió una cosmetóloga para que la ayudara a verse mejor y la paciente logró reírse por primera vez después de muchas semanas.

Gracias a ese exitoso caso, se creó el programa LGFB y creció rápidamente en Estados Unidos con el apoyo de la industria cosmética, que se comprometió a donar los productos de belleza, de la Sociedad Americana del Cáncer y de la asociación que enrola a los cosmetólogos en ese país, que son los voluntarios a cargo de los cursos de maquillaje. Como tuvo tan buenos resultados entre las pacientes, el programa  trascendió las fronteras y llegó a Colombia, Argentina, Chile, Uruguay, Ecuador, México, entre tantos otros países.

¿El objetivo?

Como bien dijimos, las técnicas de maquillaje y los tips de belleza que dan las maquilladoras tienen un objetivo directo; mejorar la imagen de las pacientes para que se vean bien. Pero hay otro objetivo, que es el de elevar la autoestima de estas mujeres para trabajar sobre la parte psicológica del tratamiento, un factor muy influyente en la recuperación.

Eso sí, luego las beneficiarias deben poner en práctica todo lo aprendido en casa, día a día. Por eso se llevan de regalo un bolso con un montón de productos de cosmética que donan las empresas que promueven esta causa.

Además, los cursos funcionan como un espacio de encuentro y acompañamiento donde mujeres que están batallando contra la misma enfermedad conocen a otras mujeres que están más o menos en igual situación. Pero qué mejor que ellas para que nos cuenten en primera persona cómo lo vivieron.  Paola López, de 35 años, y Virginia Piera, de 61, son dos argentinas que se animaron a compartir sus testimonios personales.

Paola

Conocí el programa “Luzca Bien…Siéntase Mejor” en octubre de 2013 cuando, luego de ser operada de cáncer de mama, mi cirujano me recomendó asistir a “un taller de maquillaje que te va a venir bien para atravesar la quimioterapia”.

Así, con esa descripción imprecisa y sin tener mucho conocimiento sobre de qué se trataba el taller, decidí concurrir y realmente no me arrepentí, pues me encontré con un grupo humano súper cálido y con otras mujeres que estaban transitando situaciones parecidas a la mía. De entrada, ya sentí que no estaba sola en esto.

El taller tiene una duración de 2 horas en las cuales se transmiten tips sobre automaquillaje, algunos especialmente pensados para mejorar las huellas que deja la quimio en nuestro rostro, y otros “trucos” para vernos más lindas durante esta etapa, como ser el uso de accesorios, pañuelos y/o pelucas.

Ingresás siendo una mujer que, además de cargar con las preocupaciones por lo que te toca vivir, te tenés que enfrentar con la mirada de los otros y con la tuya propia ante la nueva imagen que te devuelve el espejo, y salís del taller con más confianza y con herramientas para recuperar la belleza que todas tenemos aún en los momentos difíciles.

En medio de tantos médicos, estudios y tratamientos con los que hay que convivir durante un tiempo, “Luzca Bien…Siéntase Mejor” aparece como un espacio relacionado con la VIDA y es un “mimo al alma” que recomiendo a cualquier mujer que esté atravesando algo similar.

 

Virginia

Conocí el programa Luzca Bien… Siéntase Mejor por una amiga que luchó contra un cáncer de mediastino. Hice el curso en la sede de CAPA, en Ciudad de Buenos Aires, en enero del año 2014, luego de una operación de un tumor en un ovario, y al inicio de un tratamiento de quimioterapia. Fueron dos horas intensas donde pude compartir con un grupo de mujeres de diferentes edades.

En el taller, nos recibió una coordinadora y varias voluntarias que enseñaron los pasos para automaquillaje, nos mostraron diferentes pelucas y varios tips para hacer y deshacer pañuelos en cabezas calvas, o no, según la etapa del tratamiento de quimioterapia.

En mi caso, mi mayor expectativa era compartir con otras mujeres, hasta ese momento desconocidas, cómo mirar ese presente. Me entregué a la experiencia: pequeñas transformaciones delante de un espejo, que devolvieron bellas miradas, algún movimiento nuevo en la forma de anudar un pañuelo, otro color en piel, labios. Algún tip más para vernos mejor.

Dos frases de dos compañeras de ruta, con quienes compartí después del curso, me ayudaron en esos meses: “¿Alguna vez estuviste pelada? Prepará una buena peluca, y luego ves si la usás o no.” Y otra de ellas alumbró: “lo más importante, que la enfermedad no se clave en nuestras vidas, al punto de vivir solo para una curación; la vida sigue y la enfermedad es parte de ella, no es ella”. Durante el tiempo de quimio tenemos recursos, más de uno, para enfrentar un tiempo de “lucha por”, pero también para disfrutar que estamos, aquí y ahora, con seres que amamos, o que descubrimos en “el viaje”.

Valoro la calidez y el respeto por parte de la Coordinación del curso. La atención y cada detalle vistos por las maquilladoras. El cafecito y algún bocado dulce para compartir después del espejo. La posibilidad de conocer y vivir con otras mujeres que están atravesando por procesos similares. Y también, ¡por qué no! el regalo de una “bolsita feliz” con cosméticos de marca que me ayudaron a probar, además de cuidar mi piel en esos meses.

Luzca bien Siéntase mejor es mucho más que un curso de maquillaje para mujeres que luchan contra el cáncer: nos invita a explorar posibilidades de cada una antes ocultas, a jugar de alguna manera con colores y sombras, a probar mechas o estampados en pañuelos, pero sobre todo a sentir que somos fuertes, más de lo que pensamos, para que todas nuestras células escuchen: este es un momento en mi vida, voy por más, no estoy sola.

 

Luzca Bien… Siéntase Mejor en Latinoamérica

Argentina: http://luzcabien.org.ar/

Chile: http://www.camaracosmetica.cl/web_luzca_bien/index.html

Colombia: http://www.luzcabiensientasemejor.org/index.php

Ecuador: https://www.facebook.com/pages/Luzca-Bien-Si%C3%A9ntase-Mejor-Ecuador/583070201706884

México: http://www.canipec.org.mx/woo/index.php?option=com_content&view=frontpage&Itemid=1

Uruguay: http://www.cupcat.org.uy/index.php?s=docdisplay&d=50

Nota:
http://www.universoalessandra.com/estar-bien/ponte-en-forma/luzca-bien-sientase-mejor-programa-para-mujeres-con-cancer-se-vean-mas-lindas/#.U62T35R5Omt

notas destacadas

Argentine Beauticians Give Chemo Patients A Reason To Look In The Mirror

Link nota: http://latino.foxnews.com/latino/lifestyle/2013/11/13/argentine-beauticians-give-chemo-patients-reason-to-look-in-mirror/

 

BUENOS AIRES, Argentina (AP) –  For cancer patients dealing with the physical and psychological trauma of the disease, even looking in the mirror can be difficult. When chemotherapy robs your hair, it’s common to feel that a part of your identity goes missing as well.

“Look Good Feel Better” is a program that offers free lessons in makeup and skin care, with tips on covering heads gone bald and using eye-liner to replace fallen eyebrows.

It’s an opportunity for beauticians to share their skills, for companies to donate products and for people with cancer to find some hope.

The idea began 25 years ago in the U.S., where more than 700,000 women have participated, and it has spread to Argentina and 23 other countries where chemotherapy is increasingly common. Argentina was the first Latin American nation to launch it, in 1999, and it has since grown to 100 sites across the country.

For Mariela Steinberg, 38, it has made all the difference. She’s had multiple surgeries in a yearlong fight with uterine and cervical cancer, and was shocked at first to look in the mirror.

“You see a face but you don’t recognize it as your own. But now I can say, little by little, I am beginning to adapt,” she said during a two-hour class. “All of a sudden I begin to recognize myself. I am made-up, beautified.”

Cancer is the second-leading cause of death in Argentina, after heart disease, and the country’s cancer mortality rate is the third highest in Latin America after Cuba and Trinidad and Tobago, the Pan American Health Organization says.

Staying optimistic is known to increase the odds of survival, and appearance can have an outsized impact. Thus the program’s theme, “Hope is beautiful.”

Daiana Castro, a 23-year-old hairstylist with ovarian cancer, was traumatized at first. “I had red hair, beautiful and long, and when it fell out I didn’t leave the house for a week.”

Then she sought out one of the classes at Hospital San Martin. “If you have makeup on, you feel better. It helps you not to feel down,” Castro said.

Makeup tips include techniques for covering extremely dark circles, creating the impression of eyelashes, drawing on eyebrows where none remain, and wrapping headscarves so they won’t slip off smooth skin.

Psychiatric oncologist Gabriela Ozco says the program is a key part of holistic treatments.

“At first, they don’t want to look in the mirror,” she said. “It’s one of the first symptoms that we’ve noticed with patients. And the fact is that in such workshops one of the first things they do is get them looking in the mirror. So they are faced with, ‘This is who I am,’ and from there on, it’s all about getting better.”