Maquillaje terapéutico. Cuando la cosmética levanta el ánimo

LA NACION – MODA Y BELLEZA – MODA / 7 de Julio de 2018 / La Nación OnLine

Maquillarnos nos embellece, nos transforma, es nuestro gran aliado para vernos mejor y también es un recurso para mejorar la autoestima y la calidad de vida de las mujeres que atraviesan enfermedades. Entonces se habla de maquillaje terapéutico, que no solo cumple la función de disimular una patología sino que ayuda además al fortalecimiento emocional de las pacientes durante las distintas etapas de su tratamiento. Una limpieza de cutis, una máscara, una sesión de maquillaje, arreglarse las uñas, se vuelven herramientas simples, pero válidas para recuperar su feminidad, las ganas de sentirse lindas y, a la vez, fuertes para enfrentar esta etapa de sus vidas.

Uno de ellos es el programa Maquillaje terapéutico Maquillar lo real del Instituto de Capacitación de la Legislatura Porteña, coordinado y gestado por Claudia Éboli (FB: Maquilladoras terapéuticas). Las beneficiarias viven una experiencia transformadora y también con su entorno (familiares, amigos, compañeros de trabajo).

“Después de maquillarlas, las pacientes se ven al espejo y recuperan la imagen que perdieron de sí mismas”, dice Éboli. El programa está presente en hospitales, centros y asociaciones, como el Hospital Municipal de Oncología Marie Curie, en Parque Centenario; el Hospital Virgen del Carmen, en Zárate; el Hospital Dr. Abel Zubizarreta, en Villa Devoto; también en la Asociación Un lugar en el Mundo (Unlem) que trata a chicos con autismo, esquizofrénicos, psicóticos y con parálisis cerebral -en estos casos se hace maquillaje artístico-; también en la Casa de la Mujer, Baradero, que atiende a mujeres víctimas de violencia de género, entre otros.

Pero además, consta de un curso gratuito de Maquillaje terapéutico, de un año y medio, que cuenta con cuatro niveles: maquillaje social y profesional, perfeccionamiento, maquillaje artístico para niños, y en el último nivel se prepara a la maquilladora para tratar con los pacientes. Varias marcas de belleza colaboran con la donación de producto para este curso como Laca, Vichy, Make Up Supplies, Andrea Pellegrino, Miho y el maquillador Gervasio Larrivey Degui que brinda una masterclass por año.

Para Alejandra Cuadrado, profesora de maquillaje profesional, cosmetóloga y cosmiatra de Laca, que participa en este programa de la Legislatura junto con Flor Chacra Peralta Ramos, también profesora, el embellecerse hace que las pacientes cambien de actitud. “Las primeras veces cuando entrábamos al hospital de día o a los pisos en el Hospital María Curie veíamos caras tristes y el enojo de los pacientes con la vida por la situación que pasaban. Pero cuando nos íbamos dejábamos caras de sorpresa, esas que demuestran que no quieren irse a la cama después de la quimioterapia; veíamos un cambio de actitud, deseos salir a caminar si hay sol, a tomar un café o combinar una cena con una amiga, marido o hermana. Las pacientes se miran al espejo y se vuelven a ver y se ven hermosas, a pesar de que estén sin pelo, con una peluca o un pañuelo”.

Luzca bien, siéntase mejor

La Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA) es otra de las entidades que se involucra en el bienestar de las pacientes oncológicas a través del programa ”
Luzca bien, siéntase mejor“, que realiza desde 1999 y ofrece un taller gratuito sobre técnicas de maquillaje y estética (entre ellas, el uso de accesorios y pelucas) para que las mujeres aprendan a disimular los efectos que tienen los tratamientos oncológicos, mejoren su imagen y ganen seguridad para hacer frente a la enfermedad.

El año último, más de 1600 mujeres participaron de los talleres en todo el país en instituciones públicas y privadas, gracias al aporte de empresas asociadas a CAPA con donaciones de producto o la participación de expertos que brindan talleres y asesoramiento. Algunas de los hospitales e institutos en donde se realiza
Luzca bien, siéntase mejor son el Centro Oncológico de Buenos Aires, Hospital Alemán, Hospital Británico, Hospital Austral de Pilar, Hospital Central de San Isidro, Hospital de Oncología de Olavarría, Instituto de Oncología Ángel H. Roffo y muchas otras entidades en el interior del país.

“Esta iniciativa devuelve a las mujeres con cáncer la posibilidad de verse bien y sentirse mejor. Eleva su autoestima y les brinda un espacio de encuentro y acompañamiento con otras mujeres que pasan por la misma situación”, dice Lucía Díaz, coordinadora del programa Luzca bien, siéntase mejor (http://luzcabien.org.ar/lbsm-argentina/). Natura es una de las marcas que es parte de este programa desde que se creó y participa con la donación de productos y apoyo económico. “Nos involucramos para estar presentes y generar un impacto positivo en las mujeres que están atravesando un tratamiento oncológico, convencidos de que la autoestima es un factor muy importante en este proceso”, asegura José Ignacio De Carli, gerente de asuntos corporativos de Natura Argentina.

En el Hospital Austral de Pilar, el programa Luzca bien, siéntase mejor está presente con sus talleres unas tres veces al año, es coordinado con el grupo de voluntarias denominado Enlazadas (http://www.enlazadas.org/), que está formado por mujeres que tuvieron cáncer de mama y son acompañadas por el cirujano Ignacio Mc Lean, especialista en Mastología y director del Centro Mamario del Hospital Austral, y Daniela Berdinelli, psicooncóloga. Este grupo ayuda a otras mujeres a transitar mejor los distintos estadios de la enfermedad en el hospital. “Estos talleres son un mimo para las pacientes, les dan la posibilidad de verse bien y de amigarse con el cuerpo en momentos donde es muy fácil estar peleado con el cuerpo, no verse linda y no sentirse atractiva”, cuenta Cynthia Casemajor, coordinadora de Enlazadas.

Por su parte, Avène colabora desde 2013 con el programa Quiérete, siempre bella ( https://www.facebook.com/QuiereteSiempreBella/) para pacientes con cáncer y busca mejorar su imagen y ayudarlas a llevar adelante los tratamientos con mayor confianza. La iniciativa brinda información sobre las complicaciones cutáneas de la quimioterapia y radioterapia, además de recomendaciones de profesionales, cuidados y productos.

Se suma La Roche Posay con los beneficios de su agua termal presente en todos sus productos y los hace aptos para usar en pacientes bajo tratamiento oncológico que evidencian picor, ardor, resecamiento y sensación de pinchazos. Por eso, desde 2016, la marca se unió al Laboratorio Raffo, que produce ciertas drogas oncológicas, para entregar un kit de productos (agua termal, crema hidratante, un protector solar, gel de baño y regenerador epidérmico) a través de los oncólogos a los pacientes y así ayudar a prevenir la sintomatología.

Por: Silvina Vitale